Un encuentro “optimista” entre Trump y Kim Jong-Un

Singapur.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, se dieron un apretón de manos al inicio de su histórica cumbre en Singapur, la primera de la historia entre los dos países.

Trump entró por la derecha y Kim por la izquierda a un patio del hotel Capella en la isla de Sentosa, y se estrecharon la mano sobre una alfombra roja y frente a una docena de banderas de Estados Unidos y Corea del Norte.

Trump dirigió unas pocas palabras al líder norcoreano y le tocó levemente el brazo derecho, mientras Kim le dijo: “encantado de conocerlo, señor Presidente”.

Posaron ante las cámaras con el rostro serio y no sonrieron hasta justo antes de entrar en la sala donde mantuvieron su primer encuentro.

Me siento realmente bien. Vamos a tener una gran conversación y creo que un éxito tremendo”, dijo Trump sentado junto a Kim al comienzo de su reunión.

Creo que va a ser algo realmente exitoso y creo que tendremos una relación estupenda, no tengo dudas”, agregó.

Por su parte, el líder norcoreano aseguró que su país y Estados Unidos han superado “muchos obstáculos” para conseguir celebrar la cumbre.

No ha sido fácil llegar hasta aquí, ha habido muchas viejas prácticas, prejuicios y obstáculos en nuestro camino hasta llegar aquí, pero hemos superado todo eso”, dijo Kim.

Luego, los medios fueron desalojados del salón para que Trump y Kim se quedaran acompañados sólo de sus traductores durante 48 minutos.

Al final de ese primer encuentro “cara a cara”, ambos mandatarios salieron del salón y, mientras caminaban, Trump dijo a periodistas que su reunión con el líder norcoreano había ido “muy, muy bien” y que ambos tienen una “excelente relación”.

Trump se mostró optimista sobre su capacidad para convencer a Corea del Norte de abandonar su programa de armas nucleares: “vamos a resolver un gran problema” y “un gran dilema”. (Excélsior)

Related Post