Mandó Chapo instalar cuarto insonorizado para ejecuciones en Juárez

Edgar Galván, el nuevo testigo en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, declaró que trabajó para uno de los sicarios del Cártel de Sinaloa, quien tenía un cuarto insonorizado y con un sistema de drenaje especial, donde se cometían “ejecuciones espeluznantes”.

El hombre de 41 años declaró ante el jurado ayer, cuando dijo haber colaborado del 2007 al 2011 con el asesino a sueldo Antonio ‘Jaguar’ Marrufo, dueño de una “sala de homicidios” donde mataban a miembros de cárteles rivales.

De acuerdo con el testimonio Galván, este cuarto estaba construido para que los sonidos emitidos dentro no se escucharan afuera, así que es insonorizado; además tenía desagües en el piso, con los que se lograba una limpieza rápida después de las ejecuciones.

“Me llevó una vez a una casa, donde el piso era blanco, con baldosas”, dijo del lugar “donde mató a la gente”.

Related Post