La importancia de la presencia online en los negocios

Quienes desarrollan su actividad comercial y profesional en la actualidad saben bien que la presencia en Internet es un requisito prácticamente imprescindible para saborear el éxito y diferenciarse de la competencia. Incluso los museos están empezando a plantearse seriamente mejorar su presencia online.

Los clientes y compradores de productos y servicios tienen cada vez más en cuenta que un negocio tenga presencia online a la hora de atraer su interés y su dinero. Un 65,8 % de los mexicanos utiliza Internet, según los datos publicados en abril por la Agencia EFE, y por lo tanto negarse a tener presencia en la red de redes parece una decisión comercial muy poco inteligente que puede pagarse muy caro en el actual mundo de los negocios.

Como mínimo, contar con una buena página web

Disponer de una página web completa y cuidada es el requisito mínimo para cualquier empresa que quiera dar el salto a la digitalización. Sea cual sea el sector comercial, tener una página web supone disponer de un escaparate digital en el que darse a conocer al mundo y en el que captar clientes potenciales. Las ventajas son muchísimas, destacando especialmente las siguientes: disponibilidad 24 horas del día los 365 días del año, la posibilidad de abrir un nuevo canal de venta web y conseguir nuevos clientes, la opción de crear un canal de atención al cliente digital, consolidar la estrategia de branding y reforzar la imagen de la marca.

Aun así, si tuviésemos que quedarnos solo con una ventaja fundamental a la hora de recurrir a la presencia web, sería la facilitación de los procesos de internacionalización de las empresas. Son muchos los negocios internacionales que han logrado penetrar en el mercado mexicano por medio de una estrategia web sólida. Por ejemplo, la empresa multinacional Betway lanzó recientemente una web especialmente diseñada para el mercado mexicano en la que ofrece toda su oferta de juegos de casino (tragamonedas, póquer, blackjack, etc.) cumpliendo con la normativa nacional vigente. Otro ejemplo clásico de estrategia web exitosa en México es el de la compañía argentina MercadoLibre, que exportó con éxito a nuestro país su modelo de negocio de marketplace polivalente y que celebrará este año sus 20 años de andadura repleta de éxitos.

Podríamos seguir y seguir citando ejemplos de éxito de internacionalización digital gracias a la presencia web de gigantes multinacionales: Amazon México, desde 2015 en nuestro país; Walmart México; Gearbest México; HomeDepot México, que todavía arrastra el polémico muro de Trump, o Booking México, entre otras muchas. Puede uno estar seguro de que ninguno de los ejecutivos de todas estas compañías se lamenta de haber apostado por una fuerte presencia web.

Apps como catapultas hacia el éxito

Desde el lanzamiento de los primeros smartphones con iOS y Android han pasado ya unos cuantos años, suficientes para la maduración definitiva de un sector que ha llegado a nuestras vidas para quedarse. La eclosión del fenómeno app no presenta síntomas de agotamiento y en 2017 se descargaron en México nada más y nada menos que 36,4 millones de apps. A tenor del furor que causan las apps hoy en día, parece razonable suponer que las descargas se habrán multiplicado este 2019.

Muchos han sido los negocios que han sabido ver el enorme potencial comercial del mercado de las apps para móviles. En nuestro país tenemos ejemplos muy buenos de los grandes resultados que puede cosechar una empresa que se decide a entrar en este suculento mercado. ¿Quién no ha usado la app de Wish en nuestro país, la 6.ª plataforma de comercio electrónico del planeta? ¿O la de Aliexpress, que pese a sus dificultades de uso en México, crece en descargas semana tras semana?

A nivel de empresas mexicanas, destacan por sus iniciativas en este sentido empresas como Cinépolis, el principal agente del sector de las salas de cine en nuestro país y con fuerte presencia internacional. Su última actualización ofrece a los usuarios mexicanos la posibilidad de abonar sus entradas mediante códigos QR. ¿Cómo podría competir una cadena de cines tradicional ante la gran innovación que Cinépolis realiza gracias a su fuerte inversión en el desarrollo de su app?

Financiación del plan de digitalización

Muchas empresas que ya conocen las innumerables ventajas de la digitalización y cuentan con una amplia presencia online no logran materializar sus ambiciones por falta de recursos financieros. Ciertamente no es sencillo competir con grandes gigantes consolidados anteriormente mencionados y cuanto más pequeña es la organización empresarial, más complicado resulta llevar a cabo un plan de digitalización.

Lo cierto es que esta circunstancia no debería suponer un obstáculo insalvable si hay voluntad de cambio. La adopción de una buena política de bootstrapping nos permitirá conseguir los mejores resultados por cada peso destinado a nuestra presencia en Internet. Se trata básicamente de ir escalando paulatinamente y de manera modular todos nuestros esfuerzos encaminados a consolidar nuestro proceso de digitalización. Es siempre recomendable comenzar esta transición poco a poco a no hacerlo en absoluto bajo el pretexto de que no disponemos de todos los recursos necesarios para realizarla con el alcance que nos gustaría. Debemos tener en mente que la tortuga muchas veces termina ganando la carrera. Paciencia, ánimo y tesón son los tres requisitos clave para llevar su negocio al siglo XXI, sea cual sea la situación de su tesorería.

Related Post