Kenneth Smith será el jefe técnico de México para negociar el TLCAN

Ciudad de México. El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, anunció el nombramiento de Kenneth Smith, como jefe técnico de la delegación mexicana en las negociaciones del Tratado de Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN) que comienzan el 16 de agosto.

El secretario partirá a Washington el 14 de agosto y reiteró  que los temas de la negociación del TLCAN están orientados en 4 temas: competitividad, ‘piso parejo’ para todos los sectores en cuanto al respeto a las condiciones laborales y ambientales y consideración a las pequeñas y medianas empresas, la modernización referida a los nuevos temas que se incorporen y enfocados al siglo 21 y la certidumbre legal con métodos para la solución de controversias aceptables y eficaces para los 3 países.

Entrevistado tras anunciar la Semana Nacional del Emprendedor, Guajardo señaló que “el jefe técnico de negociaciones será Kenneth Smith, nuestro representante en Washington. El nombre les ha de sorprender pero él  es un mexicano -supermexicano que viene trabajando desde 1993 cuando yo estaba en Washington él llegó a la oficina del TLCAN y se incorporó con nosotros. Es un hombre que ha tenido una carrera muy larga, intensa y brillante en todos los temas de comercio exterior, ha trabajado en las secretarías de Economía y Agricultura, y actualmente es nuestro representante en Washington”.

El cargo formal que tiene Smith es director de Comercio y de la oficina del TLCAN en la embajada de México en Washington.  Si bien fungirá como jefe técnico de las negociaciones, Guajardo presidirá las mismas con el subsecretario de comercio exterior, Juan Carlos Baker.

Guajardo señaló que una de las primeras cosas que se harán cuando inicie la renegociación es que delegaciones de México,  Estados Unidos y Canadá  será acordar como se dividirán los capítulos del TLCAN para que a cada una le toque reescribir algunos pero no respondió si la parte mexicana solicitará que se le dejen ciertos capítulos.

“El quien escriba (cada capítulo) no necesariamente define la dinámica del capítulo porque pone uno el texto sobre la mesa y cada quien ‘encorcheta’ lo que no le gusta y agrega lo que quiere agregar. Así  que el mismo capítulo  se va transformando de acuerdo a las participaciones de los otros países en la negociación”, explicó.

Related Post