-Exmagistrados duartistas quieren su pavo
-Espera Marco el boomerang del tobogán
-Ante corrupción, puro face
-Moreno Valle callado ante destape

ESTA semana, sin duda alguna, se dará mucho de que hablar es la suspensión de los dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJ), tanto el de Jorge Ramírez como el de Gabriel Sepúlveda.

Ambas personas llamadas “magistrados del César” ya tienen más que lista su defensa, que aseguran es buena y que de pasada se van a llevar entre las “patas” a Miguel Salcido Romero, ex presidente del Poder Judicial en la administración de su padrino. 

En realidad la anunciada destitución de ambos personajes ya se veía venir, por eso no causo el efecto político que tal vez imaginaban, lo que habrá que ver en los próximos días es la defensa jurídica que utilizarán tanto Sepúlveda como Ramírez.

Desde que el actual Gobierno asumió los poder sabían que el “tiro” estaba cantado, entonces decir que se trata de un golpe a traición seria como llorar a puñaladas iguales, dicen que ambos tienen muchas posibilidades de regresar a su cargo, o por lo menos es lo que candan “cantando”.

EL efecto de la publicación del ex alcalde capitalino, Marco Quezada, tuvo más efecto tal vez del que él mismo hubiese imaginado, pues justo al día siguiente se anuncia que el tobogán se va, sus puntos subieron.

Muchos en las redes también se preguntaron si la conciencia del exalcalde estaba tan blanca como la nieve, o tan fea como el tobogán, ya que solo despertaba el monstruo de la venganza que reina en el Ayuntamiento, y que en épocas de elecciones, trae armas extras.

Las malas, rastreras y  ponzoñosas lenguas indican que difícilmente dejarán que las cosas se queden así y buscarán, por lo menos antes de que cierre el año, algún tema que le recuerde al ex alcalde que en su administración no todo fue postre que endulce la Navidad.

Ahora solo falta que Quezada Martínez reciba esa puñalada, para andar iguales, y mida la fuerza política del Ayuntamiento, pues también sería una prueba de saber que tanto traen contra él.

TODO parece indicar que el secretario de Salud, Ernesto Ávila Valdez, se burla de las acusaciones de corrupción en su contra en vez de negarlas con explicaciones coherentes.

Para tapar esas acusaciones, le ha metido más “punch” a su Facebook – a pesar de los 250 likes-, y se muestra en una faceta de candidato; saludando a chavos, sonriendo y viviendo la vida de salud.

Se busca que el secretario limpie su imagen, y no es que este manchada, solo un poco empañada.

A pesar de ello, no se mide el riesgo que representa para su propia imagen, pues lo único que hacen es abrir un nuevo espacio para los reclamos de tan sentida institución.

A nadie le extrañó que Ricardo Anaya se destapara, ya que empezó a moverse más el billete cuando el  dirigente nacional de Movimiento Ciudadano abrió la pauta para que el candidato a presidente de la república.

Lo anterior le causo ruido a Rafael Moreno Valle, y sobre todo a su equipo de trabajo, que tienen buen ejército en Chihuahua.

Por ello, el exgobernador de Puebla ya prepara un misil más aterrador que el Kim Jong-un, para responderle a Anaya, pues fue un batidero lo que hizo  el PRD tras sus arreglos con el convenio de ‘Por México al Frente’ pues su ex presidenta se desprendió de su puesto para competir como la candidata al Gobierno de la Ciudad de México, mismas ordenes de la directiva nacional del PRD quienes le pidieron a Miguel Ángel Mancera que dejara a los panistas quedarse con la presidencia y así no competir en el método de selección.

Viéndolo desde el norte del país las malas, rastreras y ponzoñosas lenguas ven todavía a JaCo como el candidato del Frente, aunque el gobernador ya ha sido claro.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

Related Post