– El senador fuma mota con la derecha
– Justicia para la familia Romero Armendáriz
– Descoordinación
– El Cuate y la regañada a Aparicio

MUY molestos andan todos los panistas con el senador de su partido, Gustavo Madero, y eso no ayuda en nada a su candidata a suceder la dirigencia estatal.

Lo anterior tras salir a votar a favor del uso lúdico de la mota, sin importarle los principios del Acción Nacional, aunque para muchos no es de sorprender, pues cuando inicio el Gobierno de Enrique Peña Nieto también firmo el Pacto por México.

Quién no se aguantó las ganas de aventarle un tremenda pedrada, usando a su hija Mónica, fue el exalcalde, Carlos Borruel, quien siempre ha permanecido en una línea más conservadora del PAN,   “La declaración de Madero, el mejor ejemplo de como en el PAN algunos de sus representantes traen extraviados los principios”.

Con esas palabras Carlos Borruel deja en claro su oposición a Gustavo Madero y las ganas que trae de ser candidato a Gobernador en las siguientes elecciones.

Así mismo Madero solo demuestra que él solito se está acabando políticamente, y estas declaraciones no lo hunden solo, sino a todo el aparato que trae detrás, como Roció Reza, quién reza porque esos disparates no le repercutan en las elecciones internas.

EL caso de la doctora Karen, embarazada, quién fue estrangulada en el hospital Christus Muguerza, así como el asesinato de cinco integrantes de la familia Romero Armendáriz a manos del llamado enfermero asesino del IMSS, son algunos de los casos que parece no importarle a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Todos ellos reclaman la atención debida de las autoridades, o mejor dicho que se haga justicia, pero pasa el tiempo y el asunto se olvida.

El asunto de los cinco miembros de la familia Romero Armendáriz va para cinco meses, y hasta la fecha al psicópata sólo se le ha dictado el auto de formal prisión por un caso distinto, y no por el múltiple crimen. Lo peor, la Fiscalía General del Estado se olvidó el caso, y no ha presentado más cargos.

Recordemos que el presunto fue detenido por el múltiple crimen, pero solo ha sido acusado formalmente por el asesinato de la enfermera Laura Soto y también tiene pendiente el homicidio de otra víctima que también le pagó por una plaza en el IMSS que jamás cumplió.

En el caso de la familia Romero no hay activistas ni derechohumanistas las que exigen que se haga justicia, ni siquiera familiares directos, porque el asesino casi acabó con la familia. Se trata de vecinos y amigos muy cercanos que solo ven pasar el tiempo sin que la Fiscalía presente avances en las investigaciones.

María Inés, amiga íntima de Daniela; Gabriel, el de la tienda del sector y Toño, vecino de los señores Romero Armendáriz, son quienes levantan la voz y exigen a la Fiscalía que no se olvide de este otro caso.

PUES  nomás no se ponen de acuerdo las autoridades en el Estado. Están como la chimoltrufia, así como dicen una cosa, dicen otra.

Resulta que tanto el mismo Fiscal General del Estado, César Peniche y el Comisionado Estatal de Seguridad, Oscar Aparicio, han señalado que tras la detención de “El 300” a manos de la federación, disminuiría la violencia en el Estado, ya que esta persona traía un liderato muy importante, sobre todo en contra de agentes estatales.

Posterior, sale el secretario General de Gobierno, César Jauregui Robles, a desmentirlos, y decir todo lo contrario…ayudando a los compadres, pues.

El segundo en el Estado aseguró que la detención de Rene Santana no traerá muchos beneficios, ya que no se analiza que disminuya la violencia en el Estado.

Para el secretario General de Gobierno, el hecho de que sea la Federación y autoridades norteamericanas quienes realizaran la detención le resta mérito al aseguramiento de uno reconocido hombre de la mafia, catalogado como los principales generadores de crímenes y autor de ataques contra las fuerzas estatales.

Ante ello muchos se cuestionan: ¿Por qué si el 300 no es un objetivo decisivo en la generación de violencia las autoridades norteamericanas, federales y fuerzas especiales del Ejército se tomaron la molestia de venir hasta acá y detenerlo?

HABLANDO de descoordinación, ayer el propio César Augusto Peniche Espejel tuvo que tener contacto con Aparicio para decirle que la había regado con declarar ante los medios de comunicación que Leonel Salgueiro, alias ‘el Cuate’ había sido puesto en libertad.

Y es que Oscar Aparicio durante una entrevista en las instalaciones del C4 hizo público y afirmó que el delincuente había sido liberado por un Juez, haciendo hincapié en que este era del orden federal, como para sacarle sal  a la herida.

Para luego es tarde,  Peniche tuvo que comunicarse con Aparicio y decirle que la había regado, pues ‘el Cuate’ se encontraba en su celda resguardado y difícilmente podía salir y dejar la prisión, así como así.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

Related Post