Eiza González rompe estereotipos

“Desde allá veo el arduo trabajo aquí. Es mostrar nuestro talento y demostrar que tenemos un país rico en cultura, en historia, tenemos los más admirables productores, guionistas y es importante que estos proyectos sean vistos a nivel mundial. Lo que quiero romper es el estereotipo de que sólo hacemos un tipo de personaje y a eso me estoy enfocando, poco a poco”, subraya la actriz.

A sus 26 años acaba de participar en los proyectos Baby driver al lado de Kevin Spacey y Alitta: battle angel, bajo la dirección de Robert Rodríguez (El mariachi) y con guión de James Cameron (Titanic).

La noche del miércoles asistió a la premiación de figuras del cine mexicano organizada por una marca de bebidas alcohólicas, en la Ciudad de México.

“He tenido la fortuna de trabajar con gente talentosa y llegar a estar en el set con por ejemplo Kevin Spacey (Belleza americana y House of cards) es para aprender su humildad, su manera de trabajar, porque por algo están ahí, todo es parte del crecimiento”, destaca la actriz.

A pregunta expresa, González asegura que su deseo es seguir viviendo en la normalidad, pese a comenzar a ser un rostro conocidos en el extranjero.

Los paparazzi, establece la también modelo, se comportan igual en todos lados.

“Lo que se ve es igual aquí, lo que pasa es que en México es más porque llevo una carrera más larga y allá apenas me voy abriendo camino poco a poco, pero bien”, indica.

Eiza arrancó su carrera en 2007 con la telenovela Lola: érase una vez que la convirtió en fenómeno, a la que le seguirían participaciones en la versión mexicana de Mujeres asesinas y la serie Plaza Sésamo.

En cine actuó en la comedia Casi 30, antes de emigrar más allá de la frontera con la serie From dusk till dawn, dirigida precisamente por Rodríguez.

Related Post