-‘Chuecos’ el negocio de diputados verde
  -Roció Reza se conforma con el Senado
 
-Blanca estresada, no puede más
  -Oferta a diputadas ‘panistas’

LOS diputados verdes en el Congreso del Estado ya se andaban tardando de encontrarle sabor a su chamba, y matar dos pájaros de un tiro.

Se trata de Alejandro Gloria, quien ya agarró buenos conectes por su esposa, y Hever Quezada, quien tome consejos de su pareja, Crystal Tovar Aragón, gracias a su cercanía con el presidente del PRD, Pavel Aguilar.

Me refiero al tema de los vehículos “chuecos”, un negocio bastante rentable tomando en cuenta que por el estado circula alrededor de 50 mil.

Por ende, ambos legisladores ya agarraron una bandera política muy rentable pues se fueron a la Cámara de Diputados para buscar que de alguna u otra manera se regularicen.

Lo interesante del tema es que fueron recibidos por el propio presidente de la Cámara, Jorge Carlos Ramírez Marín gracias a la gestión de la esposa de uno de los verdes, María Ávila Serna quien previamente cabildeo todo para que así sucedieran las cosas. 

En caso de que les pegará el asunto,  una nada y quedan reelegidos en el cargo.

ROCIÓ Gallegos, ex diputada Federal del PAN y actual funcionaria de primer nivel con Javier Corral anda con todo preparándose para pedir que se le permita contender por la Senaduría. 

Hasta hace algunos días ella misma creía que era la pieza fuerte de JaCo para la Alcaldía de Chihuahua, sin embargo ya dieron cuenta que ahorita Maru anda con todo y simplemente no hay quien la detenga, ni si quiera los independientes.

La panista sabe de tiempo y ha tenido que esperar, como ya fue diputada Federal el premio mínimo habrá de ser la pugna por el Senado de la República.

ENTRE los pasillos del Congreso del Estado aseguran que la diputada Blanca Gámez simplemente ya quiere que se acabe la actual legislatura, pues señalan que después de estar al frente de la Presidencia del Poder Legislativo quedo bastante desgastada siendo un año muy difícil para sacar temas forzosos del Ejecutivo Estatal.

Gámez anda buscando incluso quien podría reemplazarla en su curul, simplemente ha dicho que no va por la reelección  y tal vez ya le tengan algún espacio relax en el Gobierno del Estado.

Las malas, rastreras y ponzoñosas lenguas aseguran que se ha tomado de vez en cuando algunos días de descanso pues ando con sobre estrés, y que ya únicamente se dedicará con los próximos meses a sacar algunos pendientes del legislativo.

HABLANDO de diputadas panistas, Liliana Ibarra, Nadia Siqueiros, Laura Marín están en la mira de… los panistas.

Nos señalan que las están convenciendo para que sus cabezas no piensen la palabra “reelección” y a cambio, continuarían cobrando en el erario, posiblemente en el Gobierno del Crepúsculo al Amanecer.

La oferta no suena tan tentadora, pero algunas de las legisladoras simplemente se están haciendo del rogar para que le echen más a la propuesta, pues saben que de eso a nada, algo es mejor.

Por lo anterior dichas diputadas se mantienen en la mira pues son emanadas de las candidaturas ciudadanas, aunque en el caso de Nadia Siqueiros dicen que aún le quedan esperanzas, gracias a que Miguel La Torre le ha entrado al quite por la legisladora.

Y aunque usted no lo crea el que está operando todo para que las cosas se den, es el secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

 

 

Related Post