Acusan a la CES y a soldados de usar “chivos expiatorios”

CHIHUAHUA, CHIH.- Familiares de varios de los detenidos en un operativo por parte de la CES y la SEDENA en Nuevo Casas Grandes han presentado una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, asegurando que tres de ellos no tienen nada que ver ni con hechos de violencia, ni con actos delictivos, pues se trata de personas trabajadoras, e incluso una de ellas con un ligero retraso mental.

Los familiares de tres de los detenidos argumentan que a incluso al momento de la detención no les encontraron absolutamente nada, e incluso les robaron las pocas pertenencias con las que contaban en el momento.

Uno de los casos que más ha trascendido es el de Luis Gerardo Bejarano Muñoz, a quien su esposa comenzó a pedir ayuda a la ciudadanía a través de las redes sociales ya que no sabía nada de él, hasta que se enteró que había sido arrestado.

Otra de las posibles victimas de la incriminación de delitos es el Sr. José Trinidad Solís Carrillo de 54 años de edad quien padece de sus facultades mentales, por lo que dudan que pudiera ser un delincuente de alta peligrosidad.

Los familiares de los afectados señalan que trabajaban de manera honrada en una constructora a donde llegaron a refugiarse los delincuentes cuando se estaban enfrentando con los agentes de la CES y del Ejercito.

Por tal motivo exigieron a las autoridades que les permitan entablar comunicación son sus familiares y que si no tienen ninguna prueba los dejen de utilizar como “chivos expiatorios”

Related Post