Abuelitos se quitan la vida para no ser una carga para su familia

Santiago de Chile, (EFE).- La Fiscalía chilena y la Policía investigan las circunstancias en que un anciano de 94 años mató de un tiro a su esposa de 86 y luego se suicidó con la misma arma en Santiago de Chile, según informaron este martes fuentes oficiales.

Los cadáveres de los ancianos José Aedo y de su esposa, Blanca Sáez, fueron descubiertos en las últimas horas de este lunes por una nieta en el domicilio de ambos, situado en el municipio de El Bosque, en el área sur de la capital chilena.

El arma estaba legalmente inscrita a nombre de la esposa, dijo a los periodistas el comisario Eduardo Aros, de la Policía de Investigaciones (PDI).

Dejaron una carta

En el lugar se encontró una carta en la que los esposos, que llevaban 62 años de matrimonio, explicaban que habían decidido quitarse la vida porque estaban cansados de vivir y de depender económicamente de su familia, compuesta por cuatro hijos y siete nietos.

Además señalaba que la esposa se encontraba muy enferma, según las fuentes.

De acuerdo con los vecinos y los propios familiares, no existen antecedentes de violencia familiar entre ambos y llevaban una vida tranquila y en armonía. Hace unos días habían acudido juntos a una consulta médica.

Según la nieta que encontró los cuerpos, sus abuelos se amaban y con frecuencia contaban que su deseo era estar juntos para siempre.

Nadie puede creer que se hayan suicidado

“Toda la gente está impactada, toda la población por la muerte de ambos, porque no lo esperábamos. Ni siquiera lo podríamos haber imaginado. Era una pareja de tantos años, tienen hijos y nietos ya adultos”, comentó una vecina.

Related Post