El presidente Enrique Peña Nieto dijo en la reunión con embajadores y cónsules que México no pagará por la construcción del muro fronterizo con Estados Unidos; sin embargo, dijo que el país invertirá para reforzar la seguridad y modernizar la frontera.

Además, insistió en que negociará para mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y buscar ampliarlo para incluir nuevos sectores, como energía, telecomunicaciones y comercio electrónico.

"Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México por su puesto no pagará", dijo.

El mandatario señaló en su mensaje que México incrementará la inversión en infraestructura y tecnología para modernizar e incrementar la seguridad en la frontera con ese país.

Con ello se busca también facilitar el comercio bilateral y reducir los tiempos en los cruces fronterizos.

El presidente llamó también a permitir el libre flujo de remesas que envían los connacionales a sus familiares en México.

Peña Nieto también exigió a Estados Unidos trabajar en conjunto para detener el tráfico ilegal de armas y dinero de procedencia ilícita desde ese país a México.