CIUDAD JUÁREZ.- La jefa administrativa de Cabildo, Liliana Rocío Parra Martínez, fue arrestada por ebria y despedida del cargo por prepotente.

Parra Martínez chocó pasadas la 4 de la mañana del domingo en el cruce del paseo De la Victoria y Gómez Morín.

Ahí destrozó su automóvil Chrysler 300 modelo 2008, al derribar un poste y chocar contra una barda.

Ante agentes de Vialidad dijo ser la ‘meramera’ de los regidores y amenazó con cesar a media corporación incluidos agentes, comandantes y hasta la directora.

El examen médico arrojó tercer grado de ebriedad,y ante la falta de seguro fue consignada ante la Fiscalía para que responda por los daños.

Permanece detenida y este lunes no se presentó a laborar al municipio.