Tomado de LaPrensa.mx / Monterrey, NL.- A pesar de que en la procuraduría estatal mantiene la búsqueda de evidencias en un radio de 400 metros a la redonda del lugar en donde se desplomó la aeronave en la que Jenni Rivera se desplazaba de Monterrey a Toluca, junto a 6 personas; elementos periciales siguen sin encontrar las cabezas de los tripulantes.

A pesar de que en la zona donde cayó la aeronave en la que se desplazaba la intérprete de "Inolvidable" se encuentran peritos ministeriales de Nuevo León, México y Estados Unidos, así como personal de Aeronáutica Civil, las cabezas de los siete tripulantes siguen sin aparecer.

Tras 60 horas del desplome, una juez que se encuentra allegada a la averiguación pericial del accidente aéreo habló sobre las condiciones en las que se encontraron los restos desmembrados y sin el cráneo; sobre las pruebas de ADN que esta tarde se realizaron los hermanos de la intérprete de música banda, Juan, Pedro y Lupillo.

La Juez reveló que normalmente las pruebas se llevan a cabo en un lapso de 15 días, sin embargo por la premura para trasladar los restos de la artista a Los Ángeles, California en Estados Unidos, éstos concluirán en las próximas 72 horas.

De igual forma se entregarán los resultados sobre los 6 hombres con los que viajaba la Diva de la Banda, y que murieron junto a ella, la madrugada del pasado domingo, tras el desplome de la aeronave en la sierra de Iturbide, Nuevo León.

Actualmente los peritos forenses de la procuraduría estatal llevan a cabo una clasificación de los restos encontrados, para posteriormente hacer las pruebas de ADN y determinar a quién pertenece cada uno de ellos.

Tras este análisis, los forenses podrán determinar la identidad de las personas que murieron en ese lugar.

Hasta el momento no se ha informado de manera oficial, si los hermanos Rivera deberán esperar en Monterrey el proceso de identificación o si viajarán de regreso a Estados Unidos, y tras el dictámen final de nuevo regresarán a la capital del Estado para reclamar los restos de su hermana Jenni Rivera.