Diputados priístas, el fiscal del Estado, y el mismo gobernador ya “tupieron” a Lucha Castro con declaraciones en su contra, y ahora el turno le toco al Secretario General de Gobierno, Raymundo Romero Maldonado.

El funcionario consideró falsas las acusaciones de la abogada Lucha Castro, quien señaló que el estado ha emprendido una campaña de desprestigio en su contra acusándola de defender asesinos.



Romero Maldonado puntualizó que el Gobierno del Estado, solamente ha hecho una defensa de un trabajo especializado que llevó meses para la captura del presunto asesino de Marisela Escobedo y que la dirigente social descalificó de un plumazo.

Consideró que “no se vale que Lucha Castro, motivada por intereses pocos claros confunda a la sociedad, enredando las cosas a su conveniencia, mucho menos que solicite integridad a una inventada campaña de desprestigio en su contra”.

“Manipula las cosas a su antojo, porque se han realizado acciones contundentes que han dado como resultado bajas significativas en los índices de criminalidad, que tampoco reconoce Lucha Castro”.

Sus declaraciones, lastiman a diversos servidores públicos como lo son agentes investigadores, ministeriales, ministerios públicos que han hecho un enorme esfuerzo para lograr esclarecer el caso de Marisela Escobedo, lo cual la propia Lucha Castro ha exigido hasta el cansancio y ahora que se da, por extrañas cuestiones, lo rechaza, como lo ha hecho con un sinfín de casos.

Por ejemplo, quiero recordarle a la ciudadanía, que en una de sus apasionadas defensorías, Lucha Castro logró que un implicado de la masacre de Villas de Salvárcar, esté en su casa bajo arraigo domiciliario en lugar de la cárcel.

En Chihuahua estamos trabajando para lograr la seguridad de la población y no aceptamos que Lucha Castro presione, confunda y distorsione la verdad queriéndose hacer víctima de una persecución inexistente.