Con la intensión de prevenir el contagio del Virus de Inmunodeficiencia Humana en bebés, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través del Programa de Atención Preventiva Integrada a mujeres embarazadas, incorporó la prueba rápida para detectar la enfermedad.

Al informar lo anterior, el supervisor de epidemiología en la Zona Juárez del IMSS, Oscar Rafael Contreras, puntualizó que ya se dio la capacitación necesaria en las unidades de medicina familiar, donde se tiene el primer contacto con las mujeres embarazadas, para promover que se realicen esta prueba. Incluso, la capacitación se extendió a hospitales en el área de ginecoobstetricia, a donde desafortunadamente aún llegan mujeres embarazadas que no han tenido control prenatal.

Señaló que además, es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud realizar esta prueba rápida a embarazadas, debido a que la vía perinatal, es una de las tres vías consideradas para la transmisión del VIH. Las otras vías son la sexual y la sanguínea.

El objetivo de incorporar este nuevo procedimiento también al programa PREVENIMSS es el de disminuir la infección por VIH en el recién nacido mediante la detección oportuna y en general disminuir la morbilidad y mortalidad por esta causa.

De identificarse oportunamente la infección de VIH, permite implementar la terapia antirretroviral y mejorar la calidad de la atención en la embarazada y evitar que se contagie el producto. De lo contrario, cuando la mujer está infectada y no se detecta y el producto está contagiado, se le ha condenado a tener desde su nacimiento una mala calidad de vida y a una muerte temprana, dijo el especialista en salud pública.