Ir de compras al Centro comercial ‘AlSuper’, ubicado en el cruce de las Avenidas Juárez y Pacheco, es un verdadero ‘sacrificio’, y no es por los precios.

Decenas de clientes han sido asaltados en el estacionamiento de la tienda por vándalos que habitan a pocas cuadras, en la colonia llamada “Barrio Bajo”.

Ana Díaz Juárez, una clienta del establecimiento, indicó que han sido ya muchos asaltos que ha sufrido en compañía de familiares o amistades.

Lo mismo ocurre con Juan Díaz, y Soledad Ruíz quienes indican que los asaltos se han acrecentado en los últimos días; “Los asaltantes tienen bien estudiado a los clientes de la tienda y modus operandi”, indicaron.

“Los malandros arrebatan bolsos y hasta bolsas de mandado cuando llevamos el carrito, y corren al Barrio Bajo o se refugian en las abandonadas instalaciones de Estrella Blanca, donde las patrullas no entran”, señalaron.

Otro de los afectados que se identifico como Jorge López indicó que el pasado domingo alrededor de las 3 de la tarde fue con su esposa a AlSuper de la Juárez y Pacheco, y al salir se amontonaron varias personas en la puerta, y el bolso de su mujer desapareció.

“Solicito ayuda al personal de AlSuper, y me apoyaron para ver los videos de la tienda, pero solo los que estaban en el interior”, manifestó. Lo anterior debido que tienen muchas cámaras en el establecimiento para evitar robos de mercancía, pero al exterior (a pesar de ser el estacionamiento de la tienda) no funciona ninguna.

“A escasos metros de la salida de AlSuper están unas bodegas, corralones de la empresa Estrella Blanca sin ventanas, puertas, con el sótano echo una guarida perfecta para los malandros. Dando una vuelta por el barrio, vimos casas y tapias casi callándose, con gente adentro drogándose”, indico.

Según los entrevistados los ladrones “cazan” a sus victimas mas vulnerables, y corren a espaldas de AlSuper, o bien por la Pacheco, dando vuelta en la calle Jesús García, o Trías, entrando al Barrio Bajo. Sobre todo se refugian en tapias de la calle J. Uranga.

Por ello, ante el aumento en el número de robos y asaltos a los clientes de AlSuper, sus clientes piden más seguridad para esta parte de la ciudad.